Plantas para macetas grandes

Las plantas altas en maceta pueden transformar los jardines ordinarios en obras de arte. Agregan altura, pluralidad y un tanto de dramatismo a las macetas mixtas. Mas reunir plantas en macetas requiere un tanto de delicadez. La fórmula general es “apasionantes, derramantes y de relleno”. En otras palabras, combina una planta alta (apasionante) como punto focal con algo que se derrame por el lado de la maceta para suavizar las líneas. Acabe con plantas de relleno más cortas entre ellas. Prácticamente cualquier planta puede triunfar en una maceta si se dan las condiciones convenientes. Acá tienes veinte de las mejores plantas altas en maceta para cultivar en un jardín de macetas.

Escoge una maceta suficientemente grande a fin de que el cepellón de la planta medre. Además de esto, cerciórate de que la maceta sea suficientemente pesada para anclar la planta.

 

Tipos de plantas para macetas grandes

Agave Agave
Si tu jardín se halla en una zona más cálida, no puedes confundirte con una enorme sustanciosa como punto focal. E inclusive si vives en un tiempo más frío, siempre y en todo momento puedes cultivar una sustanciosa como anual o bien llevarla al interior para el invierno. Existen muchas especies de agave entre aquéllas que seleccionar, que cambian en tamaño y apariencia. Ciertas variedades más cultivadas alcanzan varios metros de altura y anchura. El agave puede progresar en una maceta de arcilla parcialmente poco profunda, sin esmaltar y con un genial drenaje. Prefiere un suelo arenisco, como una mezcla para cactus.

Amaranto Amaranthus
Un amaranto alto, como el amaranto sangrante (Amaranthus caudatus) o bien el amaranto tricolor (Amaranthus tricolor), puede agregar color y dramatismo a un jardín de macetas, alcanzando alturas de entre dos y cuatro pies. Escoja una maceta con orificios de drenaje convenientes, puesto que al amaranto le agrada estar húmedo mas no estar en el agua. Se trata de plantas anuales, con lo que deberás comenzar a sembrar pronto o bien adquirir plantas todos los años. Mas lo bueno de las plantas anuales es que te dejan probar y ser creativo.

Arborvitae Thuja
Un árbol de hoja perenne como pieza central de un jardín en contenedor es muy elegante, tradicional y de bajo mantenimiento. Escoge una que sostenga su forma sin precisar podar. Una buena opción es el arborvitae ‘Emerald Green’, un cultivar semienano que medra en forma de pirámide angosta hasta lograr entre siete y quince pies de altura. Plántala en una maceta grande con tierra de alta calidad, y debería vivir en tu jardín de macetas a lo largo de muchos años.

Bambú Bambusoideae
El bambú puede ser una pesadilla en el jardín, extendiéndose más veloz de lo que puedes supervisar. Mas en una maceta, el bambú es un factor de charla. Ciertos tipos prefieren tiempos más temperados, al tiempo que a otros les agrada el calor y la humedad. Las variedades de bambú que se acumulan, como las que tienen estolones más pequeños, son las que mejor se amoldan a las macetas. Es posible que no alcancen su máximo potencial, mas ciertos pueden llegar a medir entre tres y cuatro metros. Solo debes asegurarte de usar un recipiente con orificios de drenaje convenientes, en tanto que un suelo empapado puede impedir el desarrollo de la planta.

Big Bluestem Andropogon gerardii
El big bluestem es una hermosa yerba ornamental que puede amoldarse a un contenedor. Si la mezclas con otras plantas, emplea una maceta grande, o bien el tallo azul grande desplazará a sus vecinas. Esta yerba puede medrar entre cuatro y seis pies de altura con una extensión de dos a tres pies. Asegúrate de no regar en demasía ni agregar demasiado fertilizante al tallo azul, puesto que esto puede hacer que se caiga. También, un exceso de sombra puede provocar un mal desarrollo, conque pone la maceta donde reciba por lo menos de 6 a 8 horas de luz solar directa al día.

Buganvilla Bougainvillea
La buganvilla solo es resistente desde la zona nueve, mas puedes decantarse por cultivarla como planta anual o bien llevarla al interior para el invierno. Técnicamente es una enredadera, no una planta vertical, con lo que deberás darle algún soporte a fin de que medre verticalmente. Incluso de esta forma, es una planta robusta y sus flores se ven realmente bien escalando por una pared o bien un enrejado.

Boj Buxus sempervirens
Los arbustos de boj pueden ser formales o bien amenos. Lo más ameno de utilizar esta planta es que puedes recortarla a fin de que sea cuanto quieras. Si deseas poner en práctica tu inventiva, prueba con un topiario de boj. Si se deja medrar, puede lograr una altura de entre uno con cinco y uno con cinco metros. Escoge una maceta con buen drenaje, en tanto que los bojes pueden padecer la putrefacción de las raíces. Además de esto, es preferible un tanto de sombra a lo largo de las horas más calurosas de la tarde.

Lis de Canna Canna generalis
Con sus grandes y vistosas flores, las plantas de canna pueden incorporar un toque tropical instantáneo a un jardín de macetas. En la mayor parte de las zonas, esta planta es anual, mas puedes procurar llevarla al interior a lo largo del invierno en un sitio radiante. El lado positivo es que florecerá múltiples veces a lo largo del verano, y sus cultivares medran de dos a seis pies de altura. Las cannas precisan mucha agua y, en verdad, prefieren tener los pies mojados, con lo que hay que observar que el recipiente esté húmedo.

Dracaena Dracaena
Las plantas de Dracaena pueden medrar hasta tres metros de altura en macetas, y existen muchas variedades para seleccionar. No son resistentes y deben trasladarse al interior a lo largo del invierno. En verdad, bastantes personas optan por cultivarlas solamente como plantas de interior. Cuando se cultivan en el exterior, requieren poco mantenimiento y pueden aguantar condiciones de sombra que otras muchas plantas no pueden permitir.

Picea de Alberta enana Picea glauca
La picea de Alberta enana es un espléndido árbol cónico de hoja perenne con espesas agujas de color verde refulgente. Es un tanto áspera, conque utiliza guantes cuando trabajes con ella. Escoge un árbol pequeño cuando lo plantes en una maceta. El término “enano” significa sencillamente que tiene un desarrollo lento, mas el árbol puede lograr los doce pies o bien más. El lado positivo es que puede tardar unos veinticinco años en madurar. Esta planta requiere un frágil equilibrio de humedad uniforme y buen drenaje cuando se cultiva en un contenedor. Si vives en un tiempo seco, deberás regar con cierta frecuencia.

Oreja de elefante Colocasia esculenta
La oreja de elefante logra ser impresionante y entretenida al tiempo. Esta planta tiene hojas grandes en forma de flecha o bien de corazón que, conforme ciertos, se semejan a las orejas de un elefante, de ahí su nombre común. Alcanza entre tres y seis pies de altura, mas solo medra como anual en la mayor parte de las zonas de rusticidad. Si se cultiva en una maceta, asegúrese de regar la planta regularmente, puesto que le agrada un ambiente húmedo.

Yerba de caña de pluma Calamagrostis  acutiflora
La yerba de caña de pluma es una yerba de estación fría, lo que quiere decir que se levanta temprano en la primavera y florece temprano en la época. Tras la floración, se sostiene erguida y alta, no floja ni quejica como otras muchas yerbas. Es idónea para el centro de una maceta, en tanto que medra de tres a cinco pies. Prefiere el suelo húmedo e inclusive puede permitir el mal drenaje.

Yerba de la fuente Pennisetum setaceum Rubrum
La yerba de la fuente tiene un buen aspecto a lo largo de toda la época, con sus hojas de color burdeos, sus flores púrpura y sus vainas de semillas de color púrpura. Tiene una forma fantástica de balancearse con la brisa y agrega un sonido a su jardín de macetas. Asimismo puede formar una buena pantalla con una altura de entre 1 y uno con cinco metros, lo que le da cierta amedrentad mas deja la visión. Si vives fuera de sus zonas de resistencia, puedes invernar la planta en el interior. Pone la maceta en una habitación parcialmente fresca con exposición al sol y riégala con moderación. Vuelva a sacarla al exterior cuando haya pasado el riesgo de la última helada.

Fucsia Fuchsia
Para una maceta en un sitio sombreado, no hay nada mejor que una fucsia. Estas plantas florecen a lo largo de toda la época de desarrollo sin precisar deshojarlas. Busca una pluralidad vertical, como ‘Baby Blue Eyes’, ‘Cardinal Farges’ o bien ‘Beacon’, si deseas que sea un punto focal. La fucsia es susceptible a la podredumbre de las raíces, con lo que asegúrate de escoger un recipiente con orificios de drenaje convenientes y usa una tierra para macetas de drenaje veloz.

Hibisco Hibiscus
Las plantas de hibisco semejan tropicales, mas muchas variedades son resistentes a determinado frío. Estos arbustos de múltiples ramas pueden transformarse sencillamente en árboles con flores y cultivarse en macetas. Emplea una mezcla de maceta que drene bien y evita un recipiente muy profundo para eludir que la planta gaste demasiada energía en desarrollar las raíces. El hibisco chino (Hibiscus rosa-sinensis) puede lograr unos tres metros de altura, al paso que la rosa de Sharon (Hibiscus syriacus) puede lograr los tres metros.

Col de montaña Cordyline indivisa
El árbol de la col de montaña se semeja a una pequeña palmera y forma un interesante punto focal en una maceta. No es resistente bajo la zona nueve, mas puedes llevarla al interior para el invierno. Solo debes sostener la planta caliente y darle mucha luz. En una maceta, medrará de 1 a dos metros de altura con una mezcla de alta calidad y buen drenaje. Recorta los tallos que no sean muy resistentes cuando sea preciso.

Lino de N. Zelanda Phormium tenax
El lino neozelandés es una planta espigada que puede agregar color y también interés a un jardín en maceta. Con sus hojas recias en forma de espada, la planta puede lograr cerca de cuatro pies de altura cuando se cultiva en una maceta. Escoja una mezcla rica y orgánica en vez de una tierra normal para macetas y riegue la planta de forma regular. Si vive fuera de las zonas de resistencia, debe llevarla al interior, a un sitio radiante, ya antes de las primeras heladas.

Flor de la princesa Tibouchina urvilleana
Si te agrada el aspecto tropical, la flor de la princesa -asimismo famosa como flor de la gloria púrpura- es un bello arbusto de hoja perenne con pasmantes flores púrpuras. La planta medra bien en macetas en patios radiantes, si bien debe llevarse al interior ya antes de las primeras heladas. Además de esto, ponga la maceta en un sitio que esté protegido de los vientos fuertes. En condiciones ideales, puede llegar a medir entre dos y tres metros.

Lauro dulce Laurus nobilis
Los lauros son preciosos y funcionales: puedes arrancar hojas de lauro frescas de manera directa de su maceta. El lauro medra de forma lenta en una maceta y puede podarse para sostener un tamaño manejable de menos de tres metros. En su ambiente natural, no obstante, la planta puede llegar a medir hasta dieciocho metros. Se puede podar en forma de topiario o bien dejar su forma natural de arbusto. La planta acostumbra a medrar poco a poco en una maceta y no le importa estar un tanto apretada. No obstante, asegúrate de usar una maceta suficientemente resistente para que no se vuelque. El lauro dulce no es resistente, mas pasa bien el invierno en el interior.

Mandioca Yucca
Las plantas de mandioca son lo más resistente que se puede lograr, y los nuevos cultivares son suficientemente bonitos para ser el centro de atención de un jardín de macetas. Aun las variedades más pequeñas medran entre uno con cinco y uno con cinco metros de altura y anchura, con lo que debes seleccionar una maceta de buen tamaño. No siempre y en toda circunstancia florecen en las macetas, mas bastante gente opta por recortar los tallos de las flores y centrarse en el follaje puntiagudo. Asegúrese de emplear un recipiente con buen drenaje y evite regar en demasía para sostener el suelo más seco.